Archivos de la categoría Sin categoría

La paradoja del ‘best interest’

JOAQUÍN FERNÁNDEZ-CREHUET NAVAJAS / DIRECTOR DE LA CÁTEDRA DE ÉTICA MÉDICA HOSPITAL EL ÁNGEL. UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Tribuna, Diario Sur, Málaga, 05/05/2018

El acto médico debe ser un proceso deliberativo del profesional con el paciente (tutores) para conseguir un buen fin, basado en el respeto a su dignidad y autonomía. No hacerlo es un paternalismo reprobable

Dr. Fernández Crehuet, Director de la Cátedra de Ética Médica Hospital de El Ángel

El pequeño Alfie Evans ha fallecido en el hospital Alder Hey de Liverpool. Los médicos, de acuerdo con el dictamen judicial, decidieron suspender el soporte vital al niño y cuatro días después de suprimirlo, el pequeño Alfie murió. La noticia la hizo pública su padre, Thomas Evans, en un twitter conmovedor: «Mi gladiador dejó su escudo y ganó sus alas a las 02.30… absolutamente desconsolados». «Te quiero, hijo mío».

El caso de Alfie supone una sacudida a la conciencia de Occidente y ha dado la vuelta al mundo como ejemplo de lucha por parte de un bebé que se ha resistido casi durante una semana a morir como querían los médicos, y de unos padres que han hecho lo posible y lo imposible para defender a su hijo ante el rodillo del Estado.

Según recoge la prensa, la decisión de dejar morir al bebé -adoptada por los médicos tiempo atrás- se tomó sin el consentimiento de los padres, a los que, al parecer, se les negó el más elemental derecho a participar en las decisiones médicas. La ética médica acepta como un principio básico que la autonomía de las personas es una condición innata, no siendo algo cedido ni graciosamente concedido; y en las sociedades avanzadas compete al Estado su protección para permitir que las personas sean libres para elegir su forma de vida; de modo que suprimir o dificultar este derecho es una auténtica afrenta a la dignidad humana. En el caso de recién nacidos o menores inmaduros, este derecho es asumido por sus padres salvo circunstancias excepcionales.

El acto médico debe ser un proceso deliberativo del profesional con el paciente (tutores) para conseguir un buen fin, basado en el respeto a su dignidad y autonomía. No hacerlo es un paternalismo reprobable. Por eso, me parece muy grave impedir a los padres decidir en temas de tanto calado ético. La función del médico es ayudar a que las decisiones que se tomen sean meditadas, prudentes y razonables, que tiene como presupuesto siempre una relación comprensiva y compasiva entre los implicados, para llegar a una decisión compartida basada en la confianza mutua. Me da la impresión por lo que he leído que en este caso no se ha respetado suficientemente la autonomía del niño (en la figura de sus padres) al faltar los elementos esenciales de la lealtad y la confianza entre el equipo médico y los tutores del niño. Prueba de ello ha sido la negativa reiterada de no permitir su traslado a otros centros hospitalarios argumentando lo irreversible de la enfermedad y su mal pronóstico.

Hoy se sabe que en este tipo de enfermedades mal conocidas la ayuda de otros centros hospitalarios dispuestos a recibir estos pacientes es fundamental para aplicar tratamientos innovadores de tipo compasivo que son siempre un aliciente para encontrar nuevas estrategias terapéuticas o para mejorar sus cuidados paliativos. Pero el sistema negó repetidamente la posibilidad del traslado del pequeño Alfie al prestigioso Hospital Bambino Gesù de Roma, que hizo todo lo posible para su recepción de forma totalmente altruista. Paradójicamente la razón para denegarlo se fundaba en el ‘best interest’ (‘mejor interés’), principio éste universalmente aceptado en derecho y en ética médica, orientado como su nombre indica a que todas las decisiones que afecten al niño vayan preferentemente a protegerlo.

Como es lógico, el ‘nudo gordiano’ de la cuestión es determinar cuáles son los criterios para fundamentar el ‘best interest’, ya que si los estándares se refieren solo a «calidad de vida» entramos en unos conceptos arbitrarios y relativos que puede concluir el debate en una especie de ‘eutanasia encubierta’ para los niños más vulnerables, todo ello a espaldas de los padres a los que se les quita la patria potestad para paradójicamente hacerle un bien al menor.

Personalmente me inclino a proponer el argumentario de la ética personalista que defiende que cualquier forma de vida, por muy vulnerable que sea, posee una dignidad intrínseca que obliga a un respeto absoluto y esto significa que por muy deteriorada que esté la salud del paciente, siempre queda algo por hacer, aunque solo sea cuidar y atender tanto al paciente como a sus familiares.

Les repito a mis alumnos, de manera casi obsesiva, que necesitamos médicos científicos que, además de saber curar, sepan tratar a la persona vulnerable; que sean conscientes del valor de la vida humana, que la amen y la respeten y estén dispuestos a dedicar todos sus esfuerzos al servicio de sus semejantes como único y verdadero sentido de su vocación. Estoy convencido, como aprendí de mi maestro el profesor Enrique Villanueva, que, más allá de la ley, existe otro derecho, porque la ley no agota el ideal de justicia y por tanto no es necesaria la ley para que haya derechos que además generen obligaciones de tipo deontológico. Nuestro Código de Deontología y Ética médica en su Artículo 5 lo dice de manera palmaria: «La profesión médica está al servicio del hombre y de la sociedad… En consecuencia, respetar la vida humana y la dignidad de la persona… son los deberes primordiales del médico».

La obligacion de seguir la lex artís en el caso que nos ocupa se llama adecuación terapéutica que no significa nunca ni eutanasia ni obstinación terapéutica sino cuidar, consolar y compadecer y cuando todo haya fallado solo nos queda seguir dando amor.

¿Pero, foctor, y si eso no funciona, qué hacemos?, entonces hay que aumentar la dosis y esperar lo que Dios quiera.

HOSPITAL EL ÁNGEL, REFERENTE MUNDIAL EN UN ESTUDIO DE COLOCACIÓN DE PRÓTESIS MEDIANTE NAVEGACIÓN

Nota de prensa

P4270474(1)

Pie de foto: Los Dres. Hernández y Estades han sido los encargados del estudio en Málaga.

Málaga – 24/04/2017

HOSPITAL EL ÁNGEL, REFERENTE MUNDIAL EN UN ESTUDIO DE COLOCACIÓN DE PRÓTESIS MEDIANTE NAVEGACIÓN

  • El Ángel Grupo HLA ha participado en un estudio junto a otros diez centros de todo el mundo –solo uno más en España–, para medir el funcionamiento de un nuevo método de colocación navegada de prótesis. Los traumatólogos implicados, el Dr. Hernández Negre y el Dr. Estades Rubio, son un referente en esta técnica.

La informática y la robótica están presentes en todo. Los doctores Hernández y Estades lo saben bien. Ellos han sido los responsables de participar en el estudio que se ha llevado a cabo a nivel mundial para medir la efectividad de un nuevo sistema de navegación para la colocación de prótesis, en este caso de rodilla.

Durante los dos últimos años, diez hospitales escogidos en todo el mundo han probado el novedoso sistema de navegación iAssist, que mejora los métodos convencionales de navegación en cuanto a precisión y conectividad.

La colocación de una prótesis en traumatología goza de un 70% de efectividad media cuando se hace a mano por parte de los cirujanos. Desde hace ocho años, estos médicos pertenecientes a la Unidad de Traumatología del Hospital El Ángel Grupo HLA, han podido comprobar como la tasa de éxito de esta clase de intervenciones ascendía a más del 90% cuando comenzaron a trabajar de manera navegada.

La navegación es un método que emplea dos sensores infrarrojos fijados a tibia y fémur. De esta manera se extrae un mapeo tridimensional de la rodilla, su morfología, y la lesión, para poder colocar la prótesis de manera más precisa y adaptada a la fisiología del paciente. Este método, en el que esta unidad es pionera desde hace años, ha dado un giro de tuerca mediante este estudio llevado a cabo para un nuevo aparato. El iAssist permite “mejorar los índices de de éxito debido al avance tecnológico. Se ha sustituido el infrarrojo por las ondas bluetooth. Esto evita las interferencias y mejora la imagen obtenida. Además, se emplean un giroscopio y un acelerómetro como el de los smartphone para obtener el ángulo necesario para la incisión, mejorando los resultados y siendo menos invasivos”, explicó el Dr. Hernández Negre.

El estudio ha tenido una duración de dos años, en la que en estos diez hospitales han empleado el nuevo sistema en sus intervenciones para comprobar los parámetros que se ven alterados al utilizar el iAssist. Una de las mejoras más evidentes es que al estar guiado por ordenador con bluetooth, y haber eliminado el sistema óptico infrarrojo, se evitan las posibles interferencias durante el proceso.

El Dr. Manuel Viola, director médico, se mostró muy orgulloso de que el centro de Grupo Hospitalario HLA haya acogido la actividad de este equipo médico: “nuestro hospital está plenamente equipado para acoger toda clase de estudios, dado que nuestra área quirúrgica es de primer nivel, y que nuestra filosofía aboga por la medicina basada en la evidencia científica”, aseguró.

Hospital El Ángel Grupo HLA es el único hospital de Málaga que coloca prótesis traumatológicas mediante navegación. Este es uno de los motivos por los que los dres. Hernández y Estades han sido escogidos para el estudio.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 27 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación. 40 clínicas dentales, 8 unidades de reproducción asistida, 25 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 435 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con más de 1250 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 30 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que  basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.

 

Conferencia de Prfa. Eloisa Fernández: “Multiculturalidad y eticidad en las Ciencias de la Salud”.

Resumen de su intervención (9 de febrero de 2017).

Vivimos en un mundo cada vez mas interrelacionado mediante vínculos económicos, políticos y sociales gracias a las tecnologías de la información y la comunicación, lo que da lugar a potentes redes de interdependencia entre todas las regiones del mundo en lo que se ha denominado “aldea global”.

09-02-17 FOTO 1 CONFERENCIANTES Y ASISTENTES

Estos cambios producen flujos migratorios importantes, que han originado la llegada masiva de inmigrantes a nuestro país procedentes de Sudamérica, El Magreb, África Subsahariana, Asia y Europa del Este. Esta población es mayoritariamente joven, laboralmente activa y con tasas de fecundidad más altas que la población autóctona.

Esta realidad incide en los profesionales de la salud, que debemos ser conscientes de la nueva situación demográfica, de manera que se pueda dar respuesta a las necesidades de asistencia sanitaria de esta población atendiendo a los siguientes principios éticos:

  1. Todos los seres humanos desean ser atendidos según su perspectiva cultural.
  2. La atención culturalmente apropiada es muy significativa para las personas tanto enfermas como sanas siendo un potente generador de progresos curativos.
  3. Los profesionales sanitarios necesitan incorporar valores, creencias y modos de vida a su atención para que mejore o sea congruente con el estilo de vida e intereses de las personas y beneficiarlas terapéuticamente.
  4. La atención profesional y culturalmente apropiada muestra capacidad curativa para las personas.
  5. La recuperación de la enfermedad o de la discapacidad o el duelo necesita que el profesional comprenda la totalidad de la manera de ser de las personas y sus maneras de cuidar para ayudarlas.
  6. Aunque la atención integral y los factores culturales son a menudo invisibles, o poco valorados por la sociedad, son con frecuencia factores críticos para ayudar a las personas.
  7. El mayor deseo de las personas cuando solicitan asistencia sanitaria es recibir una atención respetuosa y sensible.
  8. Cuando los valores culturales son comprendidos y la atención sanitaria los tiene en cuenta, se favorece la cooperación de las personas y disminuyen los sentimientos de incomprensión y rechazo.

Por tanto, los profesionales que desean facilitar una asistencia sanitaria multicultural, segura y eficaz, precisan una comunicación intercultural eficaz, lo que les obliga a poseer conocimientos básicos de las creencias y prácticas que se dan entre los diversos grupos existentes en España.

Los primeros estudios que abordaron los cuidados transculturales relacionados con la salud del paciente fueron los de Madeleine Leininger, enfermera, doctora en antropología y con una maestría en filosofía, que planteó que los cuidados deben atender al entorno cultural , que puede presentar semejanzas o diferencias con el de la población atendida, las cuales deben ser identificadas y comprendidas si se desea ofrecer una atención culturalmente congruente, efectiva y satisfactoria, que respete las creencias culturales, las conducta del cuidado y los valores de los individuos, familias y grupos.

En su libro “Transcultural Nursing: Concepts, Theories, Researh and Practice” planteó los principales conceptos, nociones teóricas y procedimientos prácticos de la enfermería transcultural, que definió como el área de estudio y trabajo centrado en el cuidado basado en la cultura, creencias de salud o enfermedad, valores y prácticas de las personas, para ayudarlas a mantener recuperar su salud, o hacer frente a sus pérdidas.

En esta labor utilizó la antropología para el desarrollo y aplicación de métodos etnológicos cualitativos, que resaltan la importancia de estudiar a las personas desde el punto de vista de sus conocimientos y experiencias locales o émic (visión interna ) y después lo contrasta con los factores étic (externos), a menudo identificados como prácticas y convicciones de los profesionales de la salud. De esta manera conforma una aproximación holística al estudio de las conductas culturales en diversos contextos ambientales.

Gran parte de los profesionales de la salud desconocen la atención y cuidados genéricos émic, los cuales emplean conceptos y distinciones que son significativos y apropiados para los individuos y por ello se convierten en algo crítico para ofrecer un cuidado acorde y preciso. Por tanto, el ideal es fusionar atención y cuidados genéricos, con atención y cuidados profesionales, buscando una salud de calidad y acercarse a la competencia cultural, mediante la adquisición de un conocimiento de las categorías y reglas necesarias para pensar y actuar como uno de ellos.

Es importante tener conciencia de que los estereotipos y los prejuicios, son causas en la mayoría de los casos de etnocentrismo, con el cual cubrimos nuestras carencias y debilidades, lo que nos vuelve despiadados con el prójimo.

Etnocentrismo e imposición cultural son dos conceptos que deben tenerse en cuenta dentro de la ética de los cuidados de salud. El etnocentrismo es la creencia de que los propios valores, creencias y maneras de conocer y hacer son superiores a otras. La imposición cultural se refiere a la tendencia de imponer los propios valores creencias y prácticas etnocéntricas a otra persona o grupo, limitando su libertad (Leininger, 1995). Ambos conceptos están íntimamente ligados y suelen llevar a confrontaciones y conflictos culturales entre profesionales y usuarios.

Comprender la atención sanitario desde una perspectiva transcultural, implica aprender de las personas sus formas de vida, sus contextos, sus sentimientos, sus preocupaciones, sus creencias, prácticas y valores, en sucesos tan diversos como  el nacimiento, la adolescencia, la maternidad, la vejez, la enfermedad y la muerte, con el fin primordial de ofrecer un cuidado coherente con la cultura.

Es, por tanto, obligación de los profesionales de la salud, tener en cuenta sus culturas, lo que significan sus cuidados a partir de sus valores, prácticas y creencias culturales, constatando que junto a la satisfacción de sus necesidades básicas, es preciso recordar que estas personas poseen conocimientos, prácticas y creencias de sus origen cultural, que nos retan a: descubrir lo que es apropiado o inapropiado de ellas, explorar y documentar cómo interactúan las personas entre sí, cómo interpretan y se relacionan con el medio que las rodea y determinar lo que significa para las personas su cosmovisión.

 

Nota de prensa: urología no invasiva de última generación en el Hospital El Ángel de Málaga del grupo HLA

equipo-urologia-el-angel

 

Desde microcirugías y laparoscopia urológica hasta salud sexual. El Dr. José María del Rosal dirige la nueva Unidad de Urología de El Ángel que estará dotada para atender todas las patologías y áreas de esta rama con métodos mínimamente invasivos.

El Hospital El Ángel renovó su servicio de Urología sumando a esta especialidad un equipo multidisciplinar de profesionales que atienden toda clase de patologías dentro de esta extensa área médica, formado por los Dres. José María del Rosal, Pablo Navarro y Ovidio Barnoiu

Los avances técnicos y la investigación en las últimas décadas han permitido el desarrollo de procedimientos que evitan en la medida de lo posible las grandes cirugías. El objetivo es ser cada vez menos invasivos y sortear así largos periodos de recuperación y posibles complicaciones en las heridas tras una intervención. La Unidad coordinada por el Dr. del Rosal practica la laparoscopia urológica como método para llevar a cabo nefrectomías, litiasis renales o extirpación de tumores. También se efectúan otras intervenciones relacionadas con el aparato reproductor, como la microcirugía para vasovasostomía, que se emplea para revertir una vasectomía.

Otra mejora implantada es la utilización de láser verde como técnica para las afecciones de próstata, que permite intervenir a través de la uretra y bloquear el sangrado mediante fotocoagulación a la vez que se vaporiza la próstata.

El Dr. del Rosal llegó al hospital malagueño del Grupo Hospitalario HLA el pasado mes de agosto sumándose a la cultura de equipo que ha marcado al último periodo del centro, que está incorporando progresivamente el funcionamiento de Unidades Especializadas a las diferentes áreas médicas. La Urología se suma así a otras como las unidades del Corazón, de Neonatología, de Ginecología, Pediatría, Traumatología o Litotricia entre otras.

La salud sexual

Los urólogos coinciden en que la salud sexual es una preocupación para muchos. A ello hay que sumarle la falta de conocimientos por parte de los propios pacientes, que en ocasiones padecen disfunciones que no conocen o que por vergüenza no desean tratarse.

No obstante, el número de varones que solicitan ayuda por disfunción eréctil (DE) es cada vez mayor debido al gran interés de los medios de comunicación por esta afección y a la disponibilidad de fármacos eficaces y seguros por vía oral. Sin embargo, hay muchos médicos que evalúan y tratan la DE sin contar con los conocimientos básicos y la experiencia clínica adecuados. Así pues, es posible que algunos varones con DE sean objeto de una evaluación escasa o nula antes del tratamiento y que, por tanto, no reciban tratamiento de las enfermedades subyacentes que podrían estar causando la DE. También cabe la posibilidad de que otros varones sin DE soliciten tratamiento solo para mejorar su rendimiento sexual.

Existen diferentes líneas de tratamiento en función del grado de disfunción, para tratar este problema, al igual que otros relacionados con la práctica de las relaciones sexuales. Según el origen y las diferentes causas podemos hablar de tratamientos en primera, segunda y tercera línea. Todos ellos se deben apoyar además en terapias educativas que ayuden a comprender y manejar el problema para aumentar las probabilidades de éxito.

El equipo de urólogos de El Ángel trata a pacientes con disfunción eréctil y eyaculación precoz, así como cualquier tipo de patología asociada a la dificultad para mantener relaciones.