Dra. Calderón: la regulación natural de la fertilidad contribuye notablemente a la comunicación dentro de la pareja

La Dra. Olga Calderón durante el seminario de métodos naturales

La Dra. Olga Calderón, ginecóloga, dirigió el pasado viernes 14 de mayo, un seminario sobre métodos naturales de regulación de la fertilidad. El seminario tuvo lugar en el Departamento de Medicina Preventiva de la Facultad de Medicina de Málaga.

He aquí un resumen de su intervención:

La regulación natural de la fertilidad es una filosofía de vida en la que, mediante la observación y reconocimiento de las distintas fases del ciclo femenino, la mujer puede decidir, en comunicación con su pareja, si mantiene relaciones sexuales posiblemente fértiles o infértiles, absteniéndose de las mismas si la finalidad es aplazar temporal o definitivamente un embarazo.

La regulación natural de la fertilidad utiliza métodos prácticos científicamente fundados, puede ser enseñada a cualquier persona con independencia de sus conocimientos o cultura, carece de efectos secundarios o colaterales para la mujer y son métodos económicos.

Los métodos naturales actualmente más usados son:

  • Método de la ovulación Billings.

El indicador de fertilidad que utiliza es la secreción cervical. Esta es una secreción mucoide producida en el cérvix uterino que varía en cantidad y consistencia (grumoso, pegajoso y elástico o filante) a lo largo del ciclo, dependiendo de los niveles de hormonas sexuales femeninas en el torrente circulatorio.

Durante el periodo fértil preovulatorio la secreción cervical va aumentando en cantidad y filancia produciendo en la mujer una sensación de humedad en el introito vaginal. Una vez producida la ovulación la secreción cervical disminuye, tanto en cantidad como en filancia, llegando a ser incluso indetectable en introito vaginal; la mujer se sentirá seca.

  • Método de la temperatura basal.

La temperatura basal es la que presenta el cuerpo antes de levantarse de la cama, tomada todos los días a la misma hora después del periodo de descanso nocturno. Debe ser una temperatura corporal interna: oral, vaginal o rectal.

Tras la ovulación se produce una hormona (progesterona) que produce un efecto termogénico a nivel del sistema nervioso central y la mujer detectará una subida de temperatura que se mantiene a lo largo de la fase postovulatoria hasta la siguiente menstruación.

  • Método sintotérmico.

Este método combina varios indicadores: secreción cervical, temperatura basal, cambios en las características del cuello del útero, cálculo preovulatorio modificado de Ogino  o cálculo de Döring.

La OMS aconseja el “Double Check“ o doble comprobación, que consiste en la interpretación simultánea de dos parámetros o indicadores. De este modo se aumenta la eficacia del método.

El estudio multicéntrico coordinado desde la Universidad de Dusseldof (1271 mujeres de 15 países europeos y un total de 17218 ciclos) presentado en el IV Simposium Internacional sobre RNF en Barcelona 1994 mostró una eficacia práctica de 2,6 como método de planificación familiar.

En los últimos años se han desarrollado monitores de fertilidad que, usando tecnología de vanguardia, ayudan a determinar las distintas fases del ciclo (“posiblemente infértil preovulatoria”, “fértil ovulatoria-periovulatoria” e “infértil postovulatoria”). Para esto utilizan la observación de la cristalización de saliva o secreciones cervicales, la determinación de niveles hormonales en orina (LH, estrona), la temperatura basal, o la concentración de iones en saliva y secreciones vaginales.

La enseñanza de los métodos naturales de regulación de la fertilidad a aquellas mujeres que quieran utilizarlos debe ser impartida por profesionales formados en estos métodos, con la supervisión al menos durante tres ciclos menstruales.

Un pensamiento sobre “Dra. Calderón: la regulación natural de la fertilidad contribuye notablemente a la comunicación dentro de la pareja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *