HOSPITAL EL ÁNGEL, REFERENTE MUNDIAL EN UN ESTUDIO DE COLOCACIÓN DE PRÓTESIS MEDIANTE NAVEGACIÓN

Nota de prensa

P4270474(1)

Pie de foto: Los Dres. Hernández y Estades han sido los encargados del estudio en Málaga.

Málaga – 24/04/2017

HOSPITAL EL ÁNGEL, REFERENTE MUNDIAL EN UN ESTUDIO DE COLOCACIÓN DE PRÓTESIS MEDIANTE NAVEGACIÓN

  • El Ángel Grupo HLA ha participado en un estudio junto a otros diez centros de todo el mundo –solo uno más en España–, para medir el funcionamiento de un nuevo método de colocación navegada de prótesis. Los traumatólogos implicados, el Dr. Hernández Negre y el Dr. Estades Rubio, son un referente en esta técnica.

La informática y la robótica están presentes en todo. Los doctores Hernández y Estades lo saben bien. Ellos han sido los responsables de participar en el estudio que se ha llevado a cabo a nivel mundial para medir la efectividad de un nuevo sistema de navegación para la colocación de prótesis, en este caso de rodilla.

Durante los dos últimos años, diez hospitales escogidos en todo el mundo han probado el novedoso sistema de navegación iAssist, que mejora los métodos convencionales de navegación en cuanto a precisión y conectividad.

La colocación de una prótesis en traumatología goza de un 70% de efectividad media cuando se hace a mano por parte de los cirujanos. Desde hace ocho años, estos médicos pertenecientes a la Unidad de Traumatología del Hospital El Ángel Grupo HLA, han podido comprobar como la tasa de éxito de esta clase de intervenciones ascendía a más del 90% cuando comenzaron a trabajar de manera navegada.

La navegación es un método que emplea dos sensores infrarrojos fijados a tibia y fémur. De esta manera se extrae un mapeo tridimensional de la rodilla, su morfología, y la lesión, para poder colocar la prótesis de manera más precisa y adaptada a la fisiología del paciente. Este método, en el que esta unidad es pionera desde hace años, ha dado un giro de tuerca mediante este estudio llevado a cabo para un nuevo aparato. El iAssist permite “mejorar los índices de de éxito debido al avance tecnológico. Se ha sustituido el infrarrojo por las ondas bluetooth. Esto evita las interferencias y mejora la imagen obtenida. Además, se emplean un giroscopio y un acelerómetro como el de los smartphone para obtener el ángulo necesario para la incisión, mejorando los resultados y siendo menos invasivos”, explicó el Dr. Hernández Negre.

El estudio ha tenido una duración de dos años, en la que en estos diez hospitales han empleado el nuevo sistema en sus intervenciones para comprobar los parámetros que se ven alterados al utilizar el iAssist. Una de las mejoras más evidentes es que al estar guiado por ordenador con bluetooth, y haber eliminado el sistema óptico infrarrojo, se evitan las posibles interferencias durante el proceso.

El Dr. Manuel Viola, director médico, se mostró muy orgulloso de que el centro de Grupo Hospitalario HLA haya acogido la actividad de este equipo médico: “nuestro hospital está plenamente equipado para acoger toda clase de estudios, dado que nuestra área quirúrgica es de primer nivel, y que nuestra filosofía aboga por la medicina basada en la evidencia científica”, aseguró.

Hospital El Ángel Grupo HLA es el único hospital de Málaga que coloca prótesis traumatológicas mediante navegación. Este es uno de los motivos por los que los dres. Hernández y Estades han sido escogidos para el estudio.

Sobre HLA Grupo Hospitalario

El Grupo Hospitalario HLA está compuesto por 15 hospitales integrados con 27 centros médicos multiespecialidad y una red de unidades de referencia en tratamientos de última generación. 40 clínicas dentales, 8 unidades de reproducción asistida, 25 clínicas oftalmológicas dotadas de la más avanzada tecnología y 435 centros de análisis clínicos completan la estructura que HLA pone a disposición de sus pacientes. Con más de 1250 plazas de hospitalización HLA es un referente en la atención hospitalaria y ambulante. Más de 30 años de experiencia y presencia en seis países configuran un modelo de atención que  basa su filosofía en el trato humano, la excelencia, el liderazgo, la responsabilidad y la especialización.

 

Dr. Sánchez Luque: “La atención al final de la vida o la gestación por sustitución preocupan a los médicos y a los ciudadanos”

A tres días del comienzo del IV Congreso Nacional de Deontología Médica que reúne a los referentes en deontología de todos los colegios de médicos de España, el presidente del COM Málaga, Dr. Juan José Sánchez Luque, anfitrión de este encuentro, explica que han decidido abordar temas como la atención al final de la vida o la gestación por sustitución porque “preocupan no sólo a los médicos, sino también a la sociedad”

 Málaga17/04/2017medicosypacientes.com / T. A,
Dr. Juan José Sánchez Luque.

El Dr. Sánchez Luque, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, presidente del COM Málaga desde 2006, aborda en este entrevista, además de aspectos deontológicos, “el objetivo más importante” de los colegios, otros de actualidad sanitaria de Málaga como los recortes que trajo consigo la crisis que “siguen –afirma- haciendo estragos años después” a pesar del giro de la Consejeria de Sanidad de Andalucía para introducir mejoras.

Cuestiona la situación de precariedad de los médicos andaluces “los peor remunerados de España” y la de los jóvenes que terminan el MIR que “ponen sus miras” en otras comunidades por falta de perspectivas en Andalucía. Y explica la hoja de ruta de la Mesa de la Profesión Médica que trabaja en este tema de la precariedad y en otros como la falta de camas en la ciudad para que lo que reclaman un tercer hospital.

Finalmente, expone las acciones profesionales y formativas del COM Málaga para acercar el colegio a los colegiados y también las actividades para trasladar la labor del colegio a los ciudadanos, como la formación a los ciudadanos en técnicas de RCP o la Exposición Permanente Galeno.

¿Qué objetivos se ha marcado el COM Málaga como organizador del Congreso de Deontologia Médica? 

La ética y la deontología médica deben estar presentes en el día a día del médico pero sin duda hay prácticas médicas que tienen una vertiente deontológica muy fuerte y el Comité Organizador ha querido abordarlas con el fin de proporcionar al médico herramientas y conocimiento para ejercer una mejor medicina. Del programa me gusta sin duda que ha apostado por abordar temas que preocupan no sólo a los médicos sino también a la sociedad y que son muy actuales, como la atención médica al final de la vida o la gestación por sustitución.

El principal objetivo del Colegio que es velar por la buena praxis médica, ¿cuál es la situación real? 

Como todos los colegios de médicos de España, contamos con una Comisión Deontológica que vela por el cumplimiento del Código. No me canso de repetir, ni me cansaré, que es uno de los organismos más importantes del Colegio, si no el más. Lo que sucede es que la Comisión Deontológica hace una labor callada, nada mediática, pero es muy efectiva. En Málaga, el presidente de la Comisión es el Dr. Joaquín Fernández-Crehuet, toda una institución a nivel Deontológico y Ético y que además es también el presidente del IV Congreso Nacional de Deontología Médica, al que acompaña en la labor organizativa el presidente del Comité Organizador y secretario general del Commálaga, Dr. Manuel García Del Río, miembro además de la Comisión Deontológica Central. Es un equipo formidable que lleva meses volcado en la organización del encuentro.

Este Congreso aborda temas como la atención al final de la vida, maternidad subrogada o la publicidad médica. ¿Qué objetivos se han marcado al respecto?

El Comité Organizador ha querido abordar estos temas de actualidad porque preocupan, como mencionaba anteriormente, no sólo a los médicos sino también a la ciudadanía y ocupan muchos titulares en los medios de comunicación. Cuando surgen este tipo de asuntos no se debe mirar hacia otro lado, hay que hacerlo cara a cara, buscando a los mejores ponentes que sepan aclararnos todos los aspectos de estos temas, para que el congresista se vaya con la sensación de haber aprendido que, al fin y al cabo, es el objetivo de todo congreso.

En otro orden de cosas, ¿cuál es la situación de la asistencia sanitaria en Málaga? 

Me gustaría contestar que buena pero, por desgracia, es imposible. La crisis económica trajo consigo recortes sanitarios que siguen haciendo estragos años después a pesar de que el panorama económico ha cambiado y Málaga se considera el motor económico de Andalucía.

Hemos de reconocer que la Administración Andaluza y la Consejería de Salud ha dado un giro hacia el diálogo y está realizando mejoras en los contratos pero aún queda mucho camino por recorrer. Es una pena que los jóvenes que terminan el MIR en Andalucía no vean perspectivas de futuro en nuestra Comunidad Autónoma. Esto debe de cambiar porque la falta de especialistas será una realidad dentro de diez años.

¿Qué hoja de ruta se ha marcado la Mesa de la Profesión Médica al respecto de esta realidad?

Va muy en la línea de lo que he reflejado en la anterior respuesta. Lo primero, diálogo entre los profesionales de la Medicina y la Administración. Segundo, mejora en las contrataciones. Tercero, menos burocratización de la Medicina. Cuarto, menos saturación en las urgencias. Quinto, especial atención a los enfermos crónicos. Sexto, recuperar líderes profesionales y que las unidades de gestión clínica no estén capitaneadas por gestores afines a la Administración sino por verdaderos popes de la especialidad. Séptimo, modificar el trasnochado concepto de “exclusividad” que aún sigue vigente en Andalucía y que penaliza a los médicos que ejercen en la privada. Octavo, potenciar la formación e investigación de los facultativos propiciando que se recupere el tiempo destinado para ello dentro de la jornada laboral. Noveno, aplicar medidas de conciliación familiar ya que la mitad de nuestros colegiados son médicas; con esto no quiero decir que la conciliación sea un tema exclusivo de la mujer ya que desde el Colegio pensamos que la conciliación es de hombres y de mujeres.

Y como décimo, la necesidad de poner sobre la mesa una solución real para paliar la falta de camas en la ciudad. Hace falta un tercer hospital y, probablemente, un CHARE en la zona Este de la ciudad, ya que el mapa hospitalario de Málaga queda muy alejado de esa parte de la ciudad.

La Mesa de la Profesión Médica del Commálaga está magníficamente coordinada por el vicepresidente primero del Colegio, el Dr. José Antonio Ortega.

La OMC lleva años denunciando la precariedad de los médicos. ¿Cuál es la situación en Málaga?

Los médicos andaluces son de los peor remunerados de España. Lo dicen los estudios. Por eso, nuestros médicos jóvenes tienen sus miras puestas fuera de nuestras fronteras. Ya sea en otra CCAA o en otros países, donde nuestra profesión está mucho más valorada no sólo económicamente sino también socialmente, lo que favorece –esto último- una excelente relación médico-paciente.

¿Cuáles son, a su juicio, los principales problemas que tiene la profesión médica?  

Los resumiría en tres: la excesiva burocratización a la que estamos sometidos en nuestro quehacer diario; la pérdida de confianza entre médico y paciente y la politización de la gestión sanitaria.

La formación de los médicos es esencial para la mejor asistencia sanitaria. ¿Qué actividades realiza el COM Málaga en este aspecto? 

El Área de Formación del Colegio es muy potente. Al frente de la misma se encuentra el Dr. José Luis De la Fuente Madero, que hace una labor encomiable para dibujar un programa formativo de calidad y cuidando que en lo económico el colegiado no se vea perjudicado. De hecho, la mayoría de nuestros cursos y talleres son gratuitos.

En lo que llevamos de año, ya han pasado por nuestros cursos de formación casi 500 colegiados. Hemos realizado 12 cursos y en total, de enero a junio, habremos llevado a cabo 30 actividades formativas.

¿Cuál es la estrategia del COM Málaga para acercar el colegio a los colegiados?

Nuestros colegiados son todo para nosotros. Parece obvio pero es que es así: el Colegio de Médicos existe gracias a sus colegiados, que en nuestro caso son 7.800 en Málaga y provincia. Somos un Colegio accesible, realizamos todo tipo de actividades: formativas, profesionales, lúdicas… todo ello con el fin de que los colegiados en algún momento sientan la necesidad de acercarse a su Colegio porque ha organizado algo que le interesa. Además, somos muy activos en redes sociales (estamos en Facebook, Twitter, Instagram y Youtube) así que contactar con nosotros es realmente fácil porque las redes permiten un contacto muy directo y recibir de primera mano la opinión o sugerencias de nuestros colegiados. Y, por último y no menos importante, nuestro amplio horario permite al colegiado poder hacer sus gestiones en cualquier momento ya que abrimos de lunes a viernes de 8 a 20 horas. ¿Que a pesar de todo no tiene tiempo? En ese caso, puede realizar los trámites a través de ventanilla única en www.commalaga.com 

Y, de cara a los ciudadanos ¿Qué actividades realiza el COM Malaga para trasladar la labor del colegio? 

Uno de los objetivos de la Junta Directiva es acercarse también a los ciudadanos que son, al fin y al cabo, nuestros pacientes. Realizamos actividades lúdicas y de tipo social que están siempre abiertas a toda la población y que, por supuesto, son de entrada libre y gratuita. Desde el punto de vista formativo, la Escuela de RCP del Colegio lleva años formando a los malagueños en técnicas básicas de RCP, algo que consideramos fundamental y que nos encantaría que estuviera dentro de la formación reglada en los institutos. En este punto tengo que destacar el trabajo realizado por el director de la Escuela y vicepresidente segundo del Colegio, el Dr. Andrés Buforn. Además, en la Mesa de la Profesión Médica están integradas asociaciones de pacientes, con las que tenemos una magnífica relación.

El Colegio inauguró el año pasado la Exposición Permanente Galeno ¿Qué contenido tiene la muestra?  

La muestra hace un recorrido por la historia de la Medicina y su contenido ha sido posible gracias a la donación de médicos malagueños. Los visitantes pueden ver aparatología de diferente tipo; los casi 1.000 frascos que integraban la antigua farmacia de Málaga (que pertenecían al extinto Hospital Noble y que han sido cedidos por el Ayuntamiento de Málaga); paneles informativos que hacen referencia a la historia de la especialidades más destacadas de la Medicina y, por último, los visitantes pueden ver cómo era una sala de exploraciones del siglo pasado. Exposición Permanente Galeno es posible gracias al esfuerzo de su director, el doctor Pedro Navarro, que es el vicepresidente de Cultura del Colegio y que ha hecho un magnífico trabajo.

Cuenta atrás para el comienzo de la gran cita de la ética médica

El IV Congreso Nacional de Deontología Médica, que se celebrará desde el jueves hasta el sábado en el Colegio de Médicos de Málaga, abordará bajo el lema “Nuevos retos del humanismo en la práctica médica” temas actuales como la gestación por sustitución o la atención médica al final de la vida.

Málaga17/04/2017medicosypacientes.com
Congreso de Deontología Médica.

Se trata de una actividad organizada por el COMMÁLAGA bajo la coordinación de la Organización Médica Colegial (OMC).

En palabras del presidente del Comité Organizador del Congreso, Dr. Joaquín Fernández-Crehuet Navajas: “El objetivo fundamental es revitalizar el humanismo médico. Ante una medicina tremendamente tecnificada, burocratizada y masificada, el facultativo no puede perder de vista que nuestros pacientes no son mecanismos que no funcionan: son personas que sufren y el buen profesional debe tratarlas con la mayor pericia técnica y con un absoluto respeto en justa correspondencia a la dignidad que atesoran siempre, independientemente de su edad, raza, creencias, condición social, etc.”.

Para el Dr. Fernández-Crehuet, “queremos promocionar una medicina con alma que haga cierta la idea de Edmund Pellegrino cuando decía ‘La medicina es la más humana de las artes, la más artística de las ciencias y la más científica de las humanidades”.

El Congreso abarcará temas como “La atención médica al final de la vida en la España del siglo XXI”, en una mesa que estará moderada por el Dr. Fernández-Crehuet y en la que participarán los doctores José María Domínguez, Rafael Gómez y Jacinto Bátiz.

También tratará el impacto de los errores médicos y la salud de los profesionales, en una mesa que moderará el Dr. Rogelio Altisent, en la que participarán las doctoras Pilar Astier, Bárbara Marco y Raquel Murillo. Otro asunto que acaparará la atención del congreso será la interculturalidad en la relación médico-paciente, a través de la visión de los doctores Joan Monés, Agustín Zamarrón y Said Barakat.

Los aspectos deontológicos de la publicidad médica serán analizados en una conferencia debate por los doctores Ricardo Reguera y Juan Pérez, moderados por la Dr. Aurora Puche. En la última jornada del Congreso, el Dr. José Antonio Trujillo impartirá una conferencia-debate sobre el decálogo del médico humanista, mientras que los doctores María Castellano, Manuel García del Río y Ángel Hernández Gil, expondrán su postura sobre la reproducción y maternidad subrogada.

La conferencia de clausura correrá a cargo del Dr. Enrique Villanueva, presidente de la Comisión Central de Deontología de la OMC, que desgranará el principio de autonomía en la asistencia sanitaria.

Para acceder al programa y las inscripciones: https://www.cuartocongresodedeontologiamedicamalaga.es/

La maternidad subrogada o la atención médica al final de la vida, temas que se abordarán durante el IV Congreso de Deontología Médica que se celebrará en Málaga

El IV Congreso Nacional de Deontología Médica, que se celebrará los días 20, 21 y 22 de abril en el Colegio de Médicos de Málaga (Commálaga), abordará bajo el lema “Nuevos retos del humanismo en la práctica médica” temas actuales como la maternidad subrogada o la atención médica al final de la vida

Málaga05/04/2017medicosypacientes.com/ COM Málaga
Se celebra en Málaga del 20 al 22 de abril
Se trata de una actividad organizada por el Commálaga bajo la coordinación de la Organización Médica Colegial (OMC).
En palabras del presidente del Comité Organizador del Congreso, Dr. Joaquín Fernández-Crehuet Navajas: “El objetivo fundamental es revitalizar el humanismo médico. Ante una medicina tremendamente tecnificada, burocratizada y masificada, el facultativo no puede perder de vista que nuestros pacientes no son mecanismos que no funcionan: son personas que sufren y el buen profesional debe tratarlas con la mayor pericia técnica y con un absoluto respeto en justa correspondencia a la dignidad que atesoran siempre, independientemente de su edad, raza, creencias, condición social, etc.”.
Para el Dr. Fernández-Crehuet, “queremos promocionar una medicina con alma que haga cierta la idea de Edmund Pellegrino cuando decía ‘La medicina es la más humana de las artes, la más artística de las ciencias y la más científica de las humanidades’”.
El Congreso abarcará temas como “La atención médica al final de la vida en la España del siglo XXI”, “Las unidades de cuidados paliativos en la atención al proceso de morir”, “Reproducción y maternidad subrogada”, “Aspectos deontológicos en la publicidad médica”, entre otros muchos. En esta edición participarán ponentes relevantes como los doctores Marcos Gómez Sancho, Jacinto Batiz Cantera, Said Barakat, Juan Pérez Artigues o Enrique Villanueva Cañadas.
Para acceder al programa y las inscripciones: https://www.cuartocongresodedeontologiamedicamalaga.es/

La omisión, detrás de la ‘nueva’ mala praxis médica

Oncología y Neurología, donde más se registra pérdida de oportunidad. La condena por falta de pruebas se asocia a una menor indemnización.

Diario Médico. Soledad Valle. soledad.valle@unidadeditorial.es    20/03/2017

Carlos Sardinero

Carlos Sardinero, abogado y doctor en Medicina y Derecho, es el autor de la tesis Responsabilidad por pérdida de oportunidad asistencial en la medicina pública española. (Jose Luis Pindado)

El “dejar de hacer” tiene menos condena judicial que la actuación médica negligente que causa un daño directo al paciente. Esta es una de las conclusiones a las que llega el estudio elaborado por el abogado experto en Derecho Sanitario, Carlos Sardinero, doctor en Derecho y en Medicina.

El trabajo, su tesis doctoral, estudia las 519 sentencias condenatorias por mala praxis sanitarias dictadas en el ámbito de la sanidad pública por las salas contenciosas de los tribunales superiores de justicia de toda España, durante los 12 años que van de 2002 a 2014 y que, además, han sido resueltas con la doctrina de la pérdida de oportunidad.

  • Julián Benito: “Estamos fallando por errores de diagnóstico, más que por tratamientos inadecuados o falta de información al paciente, según recoge el trabajo de Sardinero”

El trabajo confirma algunas impresiones. Por ejemplo, el aumento de las reclamaciones judiciales por demandas médicas: en los cuatro últimos años del estudio (de 2010 a 2014) se produjeron 351 sentencias (un 67,6 por ciento de las totales), lo que supuso más del cien por cien de aumento respecto a las 168 (32, 4 por ciento) ocurridas en los primeros ocho años (de 2002 a 2009). La mayoría de los pacientes fueron varones (56,1 por ciento), que fallecieron (57,4 por ciento); siendo las patologías que más frecuentemente originaron la condena la Oncología (26,4 por ciento) y la Neurología (17,3 por ciento).

La denominada doctrina de la pérdida de oportunidad en el ámbito sanitario reduce las indemnizaciones que se conceden a los pacientes, porque estas cuantías están encaminadas a resarcir “la posibilidad de que el paciente hubiera mejorado si el médico no hubiera omitido la prueba o el tratamiento que motiva la demanda”, apunta Sardinero.

Una lectura judicial
Es decir, no existe una relación de causalidad directa entre la actuación médica y la secuela del paciente. Así, se calcula la indemnización como una probabilidad de supervivencia o de mejora del paciente que, en un 82,1 por ciento de los casos, la fija el magistrado “a tanto alzado” (ver información adjunta).

  • Bernardo Perea: “La tesis confronta la idea que existe de que estamos sobrediagnosticando y la realidad judicial que muestra que, a pesar de ello, se condena porque no se hacen pruebas”

Sardinero explica que, por este motivo, “se llega a la incongruencia de que la propia negligencia del sistema sanitario por la omisión de la diligencia debida es lo que le ofrece una cobertura para reducir la indemnización”. Pues señala que “no realizar una exploración adecuada (electrocardiograma, análisis, encimas cardiacas, radiografía de tórax) sirve para reducir significativamente la indemnización porque esa falta de prueba y de tratamiento provocan que no se conozca si el paciente habría sobrevivido”.

Pero el trabajo de Sardinero no se queda en la lectura judicial, y quiere trascender a la práctica médica y mejorarla. Afirma que “los resultados podrían facilitar la práctica más segura de la Medicina, tanto para el paciente como para el profesional, así como establecer unos criterios que ofrezcan alguna previsibilidad ante posibles reclamaciones judiciales envueltas en la pérdida de oportunidad”.

Julián Benito, neurólogo del Hospital 12 de Octubre de Madrid, y uno de los tres directores médicos de la tesis, reconoce que “antes de poder solucionar un problema hay que conocer cuál es y a eso ayuda mucho este trabajo, pues no hay ningún estudio igual en la literatura española. Aquí se ha puesto de manifiesto que en Oncología y en Neurología estamos fallando por errores de diagnóstico, fundamentalmente, más que por tratamientos inadecuados o por falta de consentimiento informado”.

  • Andrés Santiago: “El problema en Oncología está en confiarse que todo va bien y perder la alerta con el paciente. Hay que hacer un esfuerzo para identificar los indicadores de sospecha”

Manejo en Neurología
Juan Pablo Romero, neurólogo del Hospital Beata Mariana de Madrid, también insiste en la lectura útil y positiva del estudio y la obligación de “minimizar esa pérdida de oportunidad del paciente, que es la pérdida de un tratamiento adecuado”. En este sentido, Romero reconoce que en su especialidad el tiempo juega un papel fundamental; “por ejemplo, en el tratamiento de un ictus, sabemos que si no han transcurrido cuatro horas y media desde los síntomas, el paciente puede responder a una fibrinólisis con rtPA, que mejora el pronóstico. Pasado ese tiempo, pierde la oportunidad de reducir las secuelas. Pero esa rapidez en la intervención no depende solo de nosotros. Es un trabajo de equipo, desde el traslado urgente del enfermo, hasta la realización de pruebas”. Y añade: “Este estudio indica la necesidad de establecer auditorias médicas dentro del servicio, donde se examine todo el procedimiento para detectar el fallo”.

Bernardo Perea, director de la Escuela de Medicina Legal y Forense de la Universidad Complutense de Madrid y también director de la tesis de Sardinero, reconoce que le han sorprendido los resultados estadísticos al ponerse de manifiesto que “todavía sigue existiendo el infradiagnóstico”. Perea afirma que el trabajo muestra “una confrontación entre la idea de que estamos sobrediagnosticando y la realidad judicial que nos dice que,a pesar de eso, se está condenando porque no se están haciendo las cosas que se tienen que hacer”.

Organización
Sobre las especialidades más demandadas, Perea quiere aclarar que aunque se señale a Oncología general (26,4 por ciento), Neurología (17,3 por ciento) y Cardiología (15 por ciento) como las principales condenadas por pérdida de oportunidad, “detrás de ellas están los problemas de organización sanitaria e intrahospitalaria y, de esos casos, hemos visto muchos en el estudio”. En Oncología, por ejemplo, “habría que determinar qué se debe al oncólogo, al radiólogo o a errores en Anatomía Patológica”.

Elena Labajo, del Departamento de Toxicología y Legislación Sanitaria de la Universidad Complutense de Madrid, en su actuación como perito reconoce que “cada vez es más frecuente no actuar para evitar causar daño y así cubrirse las espaldas. Es decir, hay una tendencia hacia la omisión o postergamiento de la atención, porque en muchos casos se quiere contar con mucha seguridad antes de hacer nada. Es decir, se quiere proteger la actuación médica hasta perder la oportunidad asistencial”.

Como ejemplo, señala que en patologías oncológicas, por ejemplo, “en muchos casos, se solicitan demasiadas pruebas antes de actuar, de modo que cuando se va a intervenir ya es demasiado tarde”.

Andrés Santiago, jefe de Medicina Legal del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y el tercer director de la tesis, señala que en Oncología el problema está en “confiarse de que todo va bien y perder la alerta con el paciente. Hay que trabajar para identificar los indicadores de sospecha de patología y, a partir de ahí, realizar las pruebas necesarias”.

Así, los facultativos reconocen la utilidad que para la atención sanitaria tienen los trabajos de análisis de condenas; es decir, de errores médicos, como el de Carlos Sardinero, “si bien no podemos asumir de manera absoluta que la valoración judicial sea la verdad médica”, apostilla Perea.

ECOENDOSCOPIA, UN EXCELENTE MEDIO DIAGNÓSTICO PARA TUMORES DEL APARATO DIGESTIVO

logo_elangel.aspxNOTA DE PRENSA. HOSPITAL DE EL ANGEL, GRUPO HLA

 

La Unidad de Digestivo de Hospital El Ángel Grupo HLA incorpora un equipo de ecoendoscopia dignostica y terapéutica que aporta a través de una doble imagen una visión completa del interior del aparato digestivo, que permite evitar cirugías.
Obtener información del interior del aparato digestivo es clave durante el proceso diagnóstico. En ocasiones se dan síntomas que podrían estar revelando de igual manera enfermedades diferentes. Es por ello que se recurre a pruebas como la endoscopia o la ecografía para ver qué sucede en el interior del organismo y poder detectar diferentes patologías o la naturaleza de formas anómalas.
La Ecoendoscopia o Ultrasonografía EUS une estas dos técnicas en un solo aparato de última tecnología para conseguir cortes ecográficos desde el interior del tubo digestivo en todos los planos del espacio y en todas las localizaciones donde llega el endoscopio. De esta manera hay dos métodos de imagen en uno para conseguir recabar muchos más datos que permitan conocer la naturaleza del problema.
El Dr. Víctor Aguilar es el encargado de llevar a cabo esta técnica en el Hospital El Ángel Grupo HLA, que “supone un gran avance ya que gracias a ella se puede saber con precisión qué tratamiento seguir sin la necesidad de recurrir a una cirugía. De esta manera se evitan los riesgos de pasar por quirófano y se acorta el tiempo de recuperación”, según explicó el propio Aguilar.
El Dr. Aguilar mostrando el Ecoendoscopio
Es una técnica compleja, puesto que el médico debe conocer bien el proceso patológico que se investiga, así como poseer habilidad técnica en endoscopia digestiva y experiencia en ecografía, lo que implica un aprendizaje prolongado, y una gran experiencia.
El uso de la prueba se lleva a cabo al detectar una anormalidad, como una protuberancia o lesiones, desctubiertas en una endoscopia anterior. La ultrasonografía EUS ofrece una imagen detallada de la anomalía, que puede ayudar al médico a determinar su naturaleza y a decidir cuál es el mejor tratamiento.
Ecoendoscopia y cáncer
Este examen ayuda al médico a determinar el alcance de ciertos tipos de cáncer de los sistemas digestivo y respiratorio. También le permite evaluar con precisión la profundidad del cáncer y si éste se ha extendido a las glándulas linfáticas o estructuras vitales adyacentes, como por ejemplo los vasos sanguíneos más importantes.
Además, el procedimiento puede ser utilizado para diagnosticar enfermedades del páncreas, el conducto biliar y la vesícula cuando otros estudios no son concluyentes o son contradictorios.
En algunos pacientes, puede utilizarse para obtener biopsias con aguja de una protuberancia o lesión que ayudan al médico a determinar cuál es el tratamiento más adecuado.

Las células madre engendran curaciones pero también fraudes

Tres mujeres han quedado ciegas tras recibir una “terapia” con células madre en una clínica de Florida. El caso se publica en NEJM, junto al de otra paciente en Japón donde las células iPS han frenado su degeneración macular.

S.M.B | soniamb@diariomedico.com   |  Diario Médico 15/03/2017

celulas-madre-adultas-e1461950090414

Dos casos que se publican esta semana en The New England Journal of Medicine (NEJM) ilustran los extremos a los que puede llevar la aplicación de terapias innovadoras: en uno de ellos, un supuesto “tratamiento” con células madre dejó ciegas a tres pacientes con degeneración macular asociada a la edad (DMAE) en una clínica de Florida, en Estados Unidos; en el otro, un grupo de médicos japoneses, del prestigioso Centro Riken de Biología del Desarrollo, detuvo la pérdida de visión de otra paciente también con DMAE, gracias al injerto de capas de epitelio pigmentario retiniano obtenidas a partir de células de pluripotencialidad inducida (iPS). Es la cara y la cruz de lo que la población entiende, de forma laxa, como terapias con células madre, un término que puede aludir a situaciones bien diferentes.

En el caso de Florida, las mujeres de entre 72 y 88 años tenían DMAE con una visión que oscilaba de 20/30 a 20/200. Ahora, expone el autor que recopila este caso, Thomas Albini, profesor de Oftalmología en la Universidad de Miami, es muy improbable que estas pacientes recuperen la visión.

El “tratamiento”, administrado en un centro del que no se da el nombre, utilizó células madre adultas obtenidas del tejido adiposo (del abdomen) de las pacientes. Las células se inyectaron en el cuerpo vítreo de los dos ojos. Un dato alarmante, dice Albini, puesto que lo normal cuando se realiza un abordaje experimental es efectuarlo en uno de los ojos para observar los resultados. Otros datos sospechosos fueron que las pacientes pagaron 5.000 dólares por entrar en el estudio, aunque el consentimiento informado que firmaron no indicaba que participaban en un ensayo. No obstante, el estudio estaba registrado en la base de datos estadounidense ClinicalTrials.gov, que incluye investigación sostenida con fondos públicos y privados. Puesto que las células madre adultas son tejido autólogo “mínimamente tratado”, la FDA no regula su uso como en el caso de un medicamento.

A la semana de la intervención, experimentaron pérdida de visión, desprendimiento de retina y hemorragia. Las células inyectadas se diferenciaron en fibroblastos implicados en la cicatrización tisular.

Y el caso opuesto
Junto a este abordaje irregular, NEJM presenta un caso opuesto: el de un grupo de médicos del Laboratorio de Regeneración Retiniana del Centro Riken y de la Universidad de Kioto, entre ellos Shinya Yamanaka, artífice de las células iPS, que han demostrado la eficacia en la degeneración macular del injerto de células del epitelio pigmentario de la retina derivadas a su vez de iPS. Estas últimas se obtuvieron de la piel de la paciente, de 77 años, con DMAE. Un año después de este injerto intravítreo, su visión se estabilizó y no se registraron efectos secundarios.

Los investigadores japoneses han llevado a cabo este estudio con gran cautela, hasta el punto de que se han abstenido de inyectar las células iPS en una segunda paciente, tras caracterizar en detalle su perfil molecular, y no tener totales garantías sobre su integridad genómica.

“Este hecho es muy ilustrativo de lo que es una investigación bien hecha”, dice preguntado por DM Ángel Raya, director del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona (CMRB): “El estudio japonés se ha llevado a cabo con una sola paciente, tras años previos de investigación, con mucha cautela y una inversión importante, y se suspendió en la segunda paciente que tenían prevista al comprobar que no superaba los controles de seguridad”. Frente a ello, el caso de Florida ejemplifica una oferta de supuestos tratamientos, que no tienen el debido contraste científico y que proliferan al abrigo de cierto vacío legal. “Como las células autólogas en principio no resultaban nocivas, su uso se ha extendido fuera del ámbito investigador, pero olvidando que todo procedimiento, por pequeño que sea, implica un riesgo para el paciente. Esos casos nos muestran claramente que además, no solo no resultan inocuas, sino que mal utilizadas pueden ser dañinas. Aún hace falta investigación y establecer los controles adecuados en los ensayos”

Cuestión legal
Esos controles están bien establecidos en el caso de las células madre alogénicas, pero cuando se tratan de células adultas obtenidas de los propios pacientes, la legislación no es tan estricta.

Como recuerda en un editorial al respecto, también en NEJM, George Q. Daley, oncohematólogo del Hospital Infantil de Boston, tanto en Estados Unidos como en Japón, hay cierta flexibilidad en la aplicación de las terapias celulares. En Japón, se ha revisado recientemente su marco regulador para que los productos que se enmarcan dentro de la llamada medicina regenerativa puedan comercializarse sobre la base de evidencias preliminares de seguridad y con márgenes reducidos de eficacia terapéutica. En Estados Unidos, la agencia reguladora FDA no le va a la zaga y con la última designación de “terapia avanzada regenerativa” también se intenta facilitar el desarrollo y la rápida aprobación de estos tratamientos.

Lo cierto es que en los últimos años, las terapias basadas en células madre -adultas y autólogas- han proliferado en centros privados, con indicaciones que van de la diabetes al Alzheimer, y todo ello sin haber demostrado científicamente su eficacia.

Pero la ciencia en rigor sigue otros derroteros. La investigación clínica con células madre en España se rige por la Ley 14/2007, de Investigación biomédica, recuerda a DM Fernando Abellán, abogado experto en Derecho Sanitario. “Para estos supuestos, se requiere además del informe favorable del Comité de Ética de la Investigación que corresponda al centro donde se vaya a desarrollar el proyecto, un informe previo y favorable de la Comisión de Garantías para la Donación y Utilización de Células y Tejidos Humanos (ver art. 35.1.d), que depende del Instituto Carlos III, y la aprobación de la administración competente”. Por tanto, si estas comisiones hacen bien su trabajo, “deberían existir garantías suficientes para los sujetos de la investigación (pacientes): estar bien evaluada la relación riesgo-beneficio de la investigación, los seguros económicos para el caso de daños y cuidados los aspectos éticos, que impiden que se cobre por participar en el ensayo“.

Asimismo, apunta que estas terapias no son medicamentos y que la normativa sobre ensayos clínicos con medicamentos solo se aplica (de manera complementaria) cuando las investigaciones con muestras biológicas o líneas celulares incorporan también el estudio de un fármaco en particular.

Gestación subrogada o madres de alquiler: ¿a quién beneficia?

Gestación subrogada o madres de alquiler: ¿a quién beneficia?

El debate sobre la gestación subrogada (término eufemístico que pretende maquillar la realidad de la mujer que se ofrece a gestar a cambio de dinero) está servido en el ámbito político y social.

Los grandes defensores de la legalización de los “úteros de alquiler” son los grupos LGTBI, en contra de determinados movimientos feministas que la combaten abiertamente -por considerarla una violación de la dignidad de la mujer- y los grupos defensores de la familia, que lo califican como un atentado contra ésta, la unidad del matrimonio, la maternidad, la mujer y el propio hijo.

Pero parece que el empuje de los grupos LGTBI y la ideología de género que los sustenta, está pudiendo contra todos en la pretensión de la legalización de esta práctica, con la aquiescencia de algunos partidos políticos. Por cierto, la pretendida legalización de esta forma de gestación solo en caso de que no medie pago económico, es ingenua e irreal. En países donde se ha propuesto esta opción, la práctica ausencia de mujeres que acepten gestar altruistamente sigue desplazando a los demandantes hacia países en los que la legalización sí conlleva el pago del “servicio”.

La evidencia científica ha establecido bien la trascendencia de la relación materno-fetal en la evolución y el desarrollo del feto y en el establecimiento de vínculos de apego entre madre e hijo que serán decisivos en su desarrollo postnatal.

La concepción del embarazo como si se tratara de una mera “incubación” biológica, un proceso de nutrición aséptico, sin más vínculos entre madre e hijo que el desarrollo biológico, supone un grave error científico y antropológico, que deshumaniza a la mujer y a su hijo, devaluando la dignidad que ambos poseen como seres humanos.

Gestar, renunciando a sabiendas a la maternidad posterior, es antinatural. Además es nefasto para la mujer que gesta, que en muchos casos cambia de opinión tras la gestación reclamando la maternidad del hijo nacido. Pero es también un atentado a la dignidad del hijo, que tiene derecho a un padre y una madre, que desea conocer, y que le deben cuidados y cariño.

Y no lo decimos nosotros, lo ha dicho el Pleno del Parlamento Europeo el 30 de noviembre de 2015 en el “Informe Anual sobre los Derechos Humanos y la Democracia en el mundo 2014” y la política de la Unión Europea en la materia, en el que se declara: “Condenamos la práctica de la maternidad de alquiler, puesto que atenta contra la dignidad humana de la mujer desde su cuerpo y sus funciones reproductivas, puesto que se utiliza como una mercancía. Consideran que la práctica de la subrogación gestacional que implica la explotación de reproducción y el uso del cuerpo humano con fines de lucro o de otro tipo, en particular en el caso de las mujeres vulnerables en los países en desarrollo, estará prohibida y tratado como una cuestión de urgencia en los instrumentos de derechos humanos.”

Si parece perjudicar a tantos ¿a quién beneficia, como para soportar tanta presión hacia su legalización? Pues fundamentalmente a los que consideran la paternidad y maternidad como un derecho, en beneficio personal, supeditando los demás derechos de los afectados a la consecución de sus pretensiones. Entre estos se encuentran varones y mujeres, que sin pareja, reclaman la paternidad y maternidad, parejas heterosexuales con problemas de esterilidad o simplemente de hedonismo, que les hace evitar las “molestias” de un embarazo, y parejas homosexuales o en las que uno de los miembros es transexual, cuyas relaciones sexuales son estériles por naturaleza.

Pero parecen ser éstos últimos (representados por los colectivos LGTBI) los protagonistas de la presión ideológica y mediática en pos de su legalización, muy sensibles al deseo de paternidad y maternidad, y muy beligerantes en su defensa, pero no tanto respecto a las consecuencias de su decisión sobre la mujer y su hijo. La primera, porque que mercantiliza su cuerpo, y fractura su persona por la escisión que supone gestar a un hijo al que se ha decidido abandonar, debiendo contradecir el impulso de donación e intimidad que naturalmente se establece entre una madre y su hijo. El segundo porque sufre indefenso una decisión que le priva del derecho a conocer y ser cuidado y querido por la madre que le gestó, y a ser gestado por ser amado.

No todo el que esgrime en sus demandas el derecho a la libertad, la defiende realmente. No parece que pagar a una mujer para geste y renuncie al hijo que pare, por dinero, suponga un avance importante en la conquista de sus libertades. Ni contribuimos al respeto de los derechos del niño, cuya madre gestante lo “vendió” a otra persona. Y esto es lo más grave, porque se trata del derecho a ser querido por lo que es en sí mismo, por quien lo ha engendrado, gestado, parido y criado, que lo debería haber hecho porque lo ama, porque vale y merece cuidado de persona; y no tanto como objeto de satisfacción de pretendidos derechos de paternidad y maternidad que deben ser conseguidos a toda costa, desgraciadamente a costa de mujeres pobres y niños indefensos.

*Ver Estatuto Biológico Embrión Humano.

julio-tudela

Julio Tudela

Observatorio de Bioética

Universidad Católica de Valencia